Jardín zen: qué es y cómo hacerlo

Los jardines zen, también conocidos como jardines secos Karensui o Karesansui, son cada vez más populares en todo el mundo. Este estilo de jardinería, originario de Japón, debe su éxito a sus escasos requisitos de mantenimiento, así como a su agradable estética.

cuidados del jardín zen
cuidados del jardín zen

Si quieres aprender a crear tu propio jardín zen en casa, acompáñanos en este artículo de AmoMiPlanta en el que hablamos de qué es un jardín zen y cómo hacer uno.

¿Qué es un jardín zen?

El Karesansui, que significa paisaje estéril, es un estilo de jardín con directrices y principios muy claros. Surgieron en el siglo XIII en Japón, cuando los jardineros adoptaron las tendencias estéticas chinas de la época. Se busca en ellos una sensación de control y contención, y el tipo de roca característico simboliza las montañas que se elevan sobre la arena blanca, aunque a veces se utiliza la arena marrón o negra para representar el océano o grandes campos tranquilos.

Este estilo fue rápidamente adoptado por los templos zen, de ahí que los jardines se denominen ahora comúnmente jardines zen. Los monjes budistas creían que la contemplación de estos jardines ayudaba a alcanzar el satori, un concepto similar al nirvana, o el momento de la iluminación. Sin embargo, los jardines secos no son exclusivos de los templos, de hecho, es fácil encontrarlos junto a instalaciones como tabernas y restaurantes, e incluso en los hogares.

También es muy importante en los jardines zen el rastrillado de la arena, que debe ser poco profundo e imitar las formas curvas y los anillos del movimiento del agua.

¿Cómo hacer un jardín zen?

Al crear un jardín de este tipo, lo más importante es mantener la visión de presentar la naturaleza de forma minimalista. Se trata de jardines que no requieren una fuente para el riego, por lo que pueden adaptarse tanto a espacios bastante amplios como a otros muy pequeños, e incluso pueden ubicarse tanto en el exterior de la casa como en el interior. Para crear un jardín zen, sigue estos pasos:

Encontrar un lugar para el jardín zen: lo más importante para empezar es identificar el espacio que quieres destinar al jardín zen. Sepáralo del resto del espacio con madera o piedras, ya que es necesario que pongas los límites de tu Karesansui estén muy claros.

jardín zen

Asegura la zona y vierte la arena: Una vez que hayas delimitado la zona, cubre el fondo con una capa impermeable, como plástico o aislante de jardín, y luego rellena el espacio con grava o arena. Esta arena forma la base del jardín y simbolizará el agua del océano o las formas terrestres. Las redes para el control de las malas hierbas también ayudarán a mantener el jardín limpio y a eliminar las malas hierbas que no desee en la zona, lo cual es vital.

Añade piedras: una vez que hayas establecido los límites y proporcionado el elemento básico, la arena, tienes que añadir piedras. Están colocados de tal manera que representan el relieve de la zona montañosa en un paisaje lejano. Se pueden utilizar tanto piedras grandes como pequeñas, siempre que conserven el espíritu del paisaje. Pueden colocarse por separado o apilarse unos encima de otros para crear diferentes efectos.

Añade musgo a tu jardín zen: Los musgos también son muy importantes y pueden colocarse en determinadas zonas para darles color. De hecho, hay tipos de jardines zen que se basan en el uso de musgos.

Decide si quieres añadir agua: se puede añadir agua o no, dependiendo del tipo de jardín zen que quieras recrear. Muchos no tienen agua, otros tienen fuentes o estanques.

Evitar los excesos: lo más importante es no sobrecargar nunca. Si llenamos nuestro jardín zen con un exceso de rocas, musgos, fuentes o estatuas, romperemos su principal característica de austeridad y sencillez. Céntrese en el tipo de estética que es limpia y sencilla.

Utilizar un rastrillo en la arena: por último, rastrillar la tierra, la arena o la grava. Dibuja anillos o arcos concéntricos en la arena para marcar el movimiento natural del paisaje representado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir